“Pakapaka”, más que un juego de chicos

Por: Bruno Barresi

Reivindicando los valores esenciales

  • El canal del Ministerio de Educación de la Nación que educa, entretiene y hace participar a los chicos y chicas con imaginación y fantasía.

Pakapaka significa en la voz quechua “juego de las escondidas“ y fue el nombre de la franja infantil en la programación de Canal Encuentro, en donde se emitió por primera vez como un programa de televisión el domingo 23 de septiembre de 2007, diseñado por el Ministerio de Educación de la Nación. El inicio de la transmisión como canal Pakapaka fue el 19 de septiembre de 2010 y la propuesta de los contenidos apunta a la educación y la construcción de la cultura y el entretenimiento de los chicos y chicas como protagonistas y  autores de los programas de la señal.

La programación divide los contenidos para la audiencia en dos grupos. De 2 a 5 años, el fragmento denominado franja RONDA, que trabaja los cuidados característicos de esa edad, las experiencias con los colores, gustos, sabores y el descubrimiento del cuerpo. Y de 6 a 12 años se trabajan las construcciones de los vínculos, el trato y comportamiento con los pares, el barrio y los espacios en donde los chicos desarrollan sus actividades, deportes y juegos.

La señal Pakapaka trabaja en red con instituciones y televisoras de América Latina para difundir las culturas de otros países, expandir los conocimientos, las formas de vida y fomentar en el crecimiento de los chicos la imaginación, los sueños y deseos. Los chicos deben saber que las personas tienen derechos y uno de ellos es la educación, por eso la programación de Pakapaka apunta a estimular la enseñanza y el aprendizaje con creatividad, inclusión y respeto.

Para emitir contenidos y materiales destinados a un público infantil es necesario e indispensable conocer el público al que va dirigida la programación, qué actividades realizan los chicos, cuáles son sus juegos preferidos, de que temas hablan con sus amigos y compañeros en la escuela. Es una edad en que se pregunta todo, se quiere indagar y descubrir el por qué de las cosas, cada chico explica lo que siente y comprende a su manera, de forma  directa, sencilla y honesta.

La programación no idealiza sobre determinado chico ni establece una infancia particular, con rasgos y características estrictas y puntuales. Los chicos son los protagonistas de los programas, sus gustos, inquietudes y forma de ver el barrio y el mundo son el disparador para iniciar el proceso de construir un material audiovisual que los muestre puros y transparentes. Los mismos chicos muestren la infancia con sus vivencias, anécdotas y sentimientos.

Las experiencias de la niñez están marcadas por los diversos contextos y regiones geográficas en que crece cada chico. En el aula de un jardín o de una escuela primaria de Jujuy los alumnos suman, restan y hacen cuentas, y el Sol del norte les entibia las mejillas. En Misiones leen un cuento mientras la tierra colorada les tiñe la punta de las zapatillas. En La Pampa cantan una canción y el viento suave juega con los pelos rizados, lacios y de rulos. Y en Tierra del Fuego salen al recreo a jugar a la mancha y darle calor a sus cuerpos que dejan asomar el guardapolvo debajo de tanto abrigo. Hacen lo que más les gusta, lo que les dibuja una sonrisa en el rostro y esa esencia se transmite a través de la pantalla.

La señal Pakapaka tiene en su sitio web www.pakapaka.gov.ar información y datos que muestran los contenidos de la programación y la grilla presenta programas de animales, aventuras, viajes, películas, ciencias, ferias y noticias. El portal web también tiene juegos interactivos con números y dibujos, música, videos y cuentos. El formato digital permite a través de internet ampliar el alcance de los contenidos del canal además de la emisión televisiva. Cuenta con un espacio en donde incluye a los docentes y las familias como actores necesarios e indispensables en el proceso de enseñanza y aprendizaje de los chicos. Pakapaka invita a los adultos a sumarse a la propuesta televisiva, que compartan con los chicos los juegos, la información y los conocimientos que se trabajan en los programas, hacer del hogar y el aula espacios de intercambio, reflexión, expresión, fantasía, juego y creatividad.

El sábado 16 de marzo se realizó el festival “Pakapaka para todos” en la República de los Niños, en Gonnet. El evento reunió a las familias y promovió la importancia de la cultura, la educación y el arte en los medios de comunicación públicos. Se dio a conocer la programación de este año, con los estrenos de “Medialuna y las noches mágicas”, “La asombrosa excursión de Zamba en la Casa Rosada”, “La asombrosa excursión de Zamba en las Islas Malvinas”, “Diario de viaje”, “Tincho”, nuevas temporadas de “Chikuchis”, “Los mundos de Uli”, “S.O.S Mediadores” y adquisiciones como “Soli y Lu” y  “Hostal Morrison”.

En la programación no hay superhéroes ni villanos que históricamente conquistan la atracción y el fanatismo de los pequeños televidentes. No hay guerras, luchas ni peleas. El tesoro que se busca no pertenece a piratas que recorren los profundos océanos y atraviesan la fuerza de los mares. Ese tesoro esta hecho de sonrisas y abrazos, de las sogas que se saltan en los recreos, las bolitas que hacen pesar los bolsillos de los guardapolvos, la pelota embarrada que mancha la pared blanca de la casa del vecino y las voces de millones de chicos y chicas que cuentan lo que para ellos es la escuela, la familia, la paz, la discriminación, el amor, la felicidad, la religión y la amistad.

Es momento de empezar a ‘contar y ‘buscar lugares para esconderse’. ‘Hay que descubrir a todos y el que no se escondió se embroma’. “Pakapaka”: ‘¡Piedra libre’ a la imaginación y la felicidad!


|